En donde esta mama...

En donde esta mama...
Dame un punto de apoyo y moveré el mundo.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Mexicanas se desnudan para Spencer Tunick



Mexicanas se desnudan para Spencer Tunick
El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick siente confianza al ya no ser considerado un "perturbador de la moral pública", por realizar su obra con cuerpos desnudos, y está orgulloso de que ahora lo premien por hacer un trabajo digno y respetable


Por: Eduardo López Segura Fuente: efe, foto notimex 30. Oct. 2014



Y lo hicieron ataviadas solamente con un listón de flores de cempasúchil en el cuello en las calles de San miguel de Allende con motivo del Día de Muertos.


SAN MIGUEL DE ALLENDE, Guanajuato, México, 30 oct. 2014.- Unas 110 mujeres posaron desnudas para el fotógrafo estadounidense Spencer Tunick con motivo del Día de Muertos.



Ataviadas sólo con un listón de flores de cempasúchil en el cuello, mujeres de todas las edades soportaron la fría mañana y la neblina que cubrió el acogedor pueblo.



"Fue una celebración a la vida, la muerte y la paz, (...) hacer honor al cuerpo y el paso que la gente tiene por este mundo", dijo el fotógrafo al término de la sesión fotográfica que marca el inicio del Festival La Calaca, que se desarrolla hasta el 2 de noviembre, cuando se celebra en México el Día de Muertos.



Esta es la segunda ocasión en que Tunick realiza una locación con el tema de la muerte en San Miguel Allende, un lugar que visita con frecuencia atraído por sus calles y edificios coloniales considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.



Desde la madrugada de este jueves un centenar de mujeres se dieron cita para participar en la instalación, denominada "Sendero de los redimidos".



Tiritando de frío por la neblina que cubrió el pueblo, las participantes procedentes de distintas ciudades de México y Estados Unidos se despojaron de sus ropas para posar en algunas de las calles del Centro Histórico.



La Plaza de Toros también fue escenario de un altar de muertos viviente en el que las mujeres se formaron en un semicírculo, algunas recostadas una sobre otra.



La presencia de las mujeres en la vía pública provocó la curiosidad de los habitantes de San Miguel, algunos de los cuales se aproximaron para ver las escenas, aunque también generó el rechazo de unos cuantos.



Arriba de una escalera para realizar sus tomas, Tunick gritaba y daba instrucciones a sus voluntarias, quienes obedecían en silencio mientras el aroma de las flores de cempasúchil envolvían la escena.



En la última toma, las mujeres simularon estar muertas y rodeadas de flores sobre una de las calles de la ciudad.



El fotógrafo no descarta realizar una gran instalación en la Ciudad de México, como la que llevó a cabo con 20,000 personas en el 2007, pero esta vez con sólo unos 1,000 voluntarios.





Els
Publicar un comentario