En donde esta mama...

En donde esta mama...
Dame un punto de apoyo y moveré el mundo.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Digital Guerrero | Sicarios emboscan a 15 comunitarios tras haber sido desarmados por el ejército en la Sierra



Digital Guerrero | Sicarios emboscan a 15 comunitarios tras haber sido desarmados por el ejército en la Sierra



SICARIOS EMBOSCAN A 15 COMUNITARIOS TRAS HABER SIDO DESARMADOS POR EL EJÉRCITO EN LA SIERRA

/ 3616






*Horas antes, comunitarios se enfrentaron contra sicarios y el Ejército intervino, los detuvo y los desarmó, dejando a más de 20 comunitarios abandonados en el lugar y sin armas, quienes fueron emboscados y asesinados al menos 15 de ellos

Texto y Fotos Por: José Molina de la Cruz

Leonardo Bravo, Gro. 12 de Noviembre del 2015. – Más de 15 policías comunitarios de la sierra de Guerrero habrían sido ejecutados e incinerados por miembros del crimen organizado en la comunidad de El Naranjo, municipio de Leonardo Bravo, luego de que se enfrentaran a balazos contra presuntos sicarios y el ejército interviniera, los desarmara y los detuviera, dejando abandonados a su suerte a al menos 20 comunitarios.

Los hechos ocurrieron poco después del mediodía, de este jueves, cuando un grupo de policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), realizaron el cateo a varias viviendas de presuntos delincuentes en el poblado de El Naranjo, por lo que los sicarios comenzaron a dispararles y se registró el enfrentamiento.



El enfrentamiento duró alrededor de cuatro horas, el cual no dejó bajas en ninguno de los dos grupos, por lo que más tarde al menos 200 elementos del Ejército Mexicano de la 35 zona Militar intervinieron en el enfrentamiento, detuvo y desarmó a más de 100 policías comunitarios.

De acuerdo con informes de los autodefensas, los militares no detuvieron a ningún miembro de la delincuencia organizada, ni los apoyaron para repeler la agresión, subiendo a las patrullas a la mayoría de los integrantes de la UPOEG, dejando en el lugar las unidades en las se transportaban.

Al pasar por el punto conocido como “Ojo de Agua” donde se encuentra un río, el ejército abandonó a aproximadamente 20 comunitarios desarmados para después trasladar al resto de los detenidos hacia la ciudad de Chilpancingo.



“Ahí les dejamos a unos cabrones para que se diviertan un rato”, y entre risas fueron las palabras de un militar al hablar por radio con un supuesto integrante de la delincuencia organizada con los que se enfrentaron.

Pero al pasar por el poblado de Carrizal, que se encuentra a 20 minutos de Filo de Caballos, cerca de las 05:30 de la tarde los pobladores de Jaleaca, Tlacotepec, Izotepec, Chichihualco, Polixtepec, San Vicente, La Escalera, Los Morros, Campo de Aviación y entre otras comunidades retuvieron al convoy de militares para exigirle que liberaran a los comunitarios que llevaban detenidos.

Así mismo les exigieron que regresaran por el otro grupo de policías que habían abandonado sin sus armas, ya que corrían el peligro de ser emboscados y asesinados.

Cerca de 600 pobladores mantuvieron retenidos al grupo de 200 militares, quienes liberaron a los detenidos, pero no las armas, por lo que pasaron varias horas que los habitantes de la sierra de Guerrero les exigieron que entregaran las armas para que buscaran a sus compañeros.



Entre gritos y consignas de parte de los habitantes, cerca de las 10:30 de la noche el Ejército entregó más de 120 armas, entre largas y cortas, varias cajas de municiones y equipo para portar sus armas, quienes serían liberados después de hacer la entrega.

Unos minutos antes de que liberaran a los militares, los pobladores recibieron una llamada telefónica de otro poblado donde les confirmaban que los integrantes de la delincuencia organizada habían emboscado y ejecutado a 15 policías comunitarios que se encontraban desarmados.

Ante esta noticia, las más de 600 personas decidieron mantener retenido al Ejército para que los acompañaran a recoger los cuerpos de los comunitarios asesinados y esperarían a las autoridades correspondientes para denunciar el caso omiso de los militares.



Alrededor de las 12 de la noche volvieron a recibir otra llamada telefónica de otro poblado, donde les reportaban que los integrantes de la delincuencia organizada estaban prendiendo fuego a los 15 cuerpos de los policías, y que además tenían secuestrados a dos maestros.

Esto causó más molestia entre los pobladores, por lo que varias mujeres subieron a las unidades del Ejército Mexicano e intentaron arrebatarle las armas a los uniformados, e incluso colocaron cartulinas las patrullas.

Los pobladores volvieron a pedir de favor a los militares que los acompañaran al punto de “Ojo de Agua”, para evitar que los 15 cuerpos fueron incinerados y los pudieran recoger y trasladarlos a un lugar seguro; a lo que el Ejército se negó.



Alrededor de las 2 de la mañana de este viernes, otro convoy del Ejército Mexicano de la proveniente de Chilpancingo llegó a Carrizal, quienes dijeron que si las daban la orden de ir a recoger los cuerpos irían, pero sus altos mandos les dieron la indicación de que no fueran.



Hasta las 3 de la mañana los militares que abandonaron a los comunitarios permanecían retenidos por los pobladores y se había recibido una llamada de las autoridades del estado que elementos de la Marina provenientes del puerto de Acapulco, junto con otras autoridades llegarían al lugar alrededor de las nueve de la mañana y serían ellos quienes irían por los 15 cuerpos.
Publicar un comentario